De Juguete Y Circuito Janod SabanaFiguritasDecoraciónTren 4R3AqLj5

Por Bvlxp

Una de las razones que explica que AMLO tenga arrebatos de poder dignos de un mandamás y no de un presidente, son los reflejos de la oposición política y escrita. Cada nueva infamia jurídica merece una indignación un tanto histérica y muy Preguntas Tetris Detalle Comentarios Novedosos Sobre Juguetes Cubo CxeQdrBoWnaive de nuestros comentócratas liberales (Dios me los bendiga y me los guarde mucho tiempo), que se tiran al abismo envueltos en la Constitución y el Derecho. Al mismo tiempo, esto es una señal de la salud de nuestra democracia: somos muchos los que no estamos dispuestos a que un presidente empiece a gobernar por decreto al cuarto mes de ejercicio (y de preferencia nunca).

Sin embargo, me parece que la oposición yerra en su lectura del famoso memorándum por el cual AMLO se pone a los pies de la pérfida Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (una organización de pillos y oportunistas que no puede ni hacerle honor a su nombre). El memorándum merece una lectura política antes que jurídica porque, en realidad, es lo que es: no una medida administrativa sino una jugada política del presidente, desesperado por cumplirle a unos changos que detestan dar clases y todo lo que tenga que ver con la educación y lo único que añoran es que los dejen vivir del presupuesto haciendo lo menos posible a cambio.

Evidentemente, el memorándum es una infamia jurídica y un signo preocupante de la forma en que AMLO entiende y ejerce el poder; uno más de sus desplantes autoritarios y déspotas que ya le conocemos aquellos que lo hemos seguido y nunca nos hemos dejado engañar por él. Basta recordar que como Jefe de Gobierno del Distrito Federal no publicaba las porciones de las leyes que no le convenían o que en alguna ocasión mandó a sitiar la Asamblea Legislativa del DF para intimidarla y que no legislara. Para acabar pronto, hay unos que sabemos que AMLO se declararía emperador de México si pudiera y otros mensos que apenas se están queriendo dar cuenta de lo que siempre ha estado a la vista.

El memorándum no tiene eficacia jurídica alguna. Es como un recado a unos Secretarios de Estado que han renunciado a su relevancia y que AMLO decidió hacer público para quedar bien con el gallinero de la CNTE, que se le anda alborotando por más que le regaló 40 diputaciones a cambio de su trabajo sucio con los votos. No es que AMLO y sus consejeros sepan mucho de leyes ni les importen, pero el memorándum ni se molesta en citar disposiciones jurídicas que faculten al Presidente a girar semejantes instrucciones. Y no lo hace por dos razones: porque le tiene sin cuidado a AMLO, que cree que los Presidentes son omnipotentes, y porque el propósito es otro.De Juguete Y Circuito Janod SabanaFiguritasDecoraciónTren 4R3AqLj5

Durante la campaña, AMLO se empecinó en prometer la abrogación de la MalLlamadaReformaEducativa, la cual ni es mal llamada ni a nadie le molestaba además de a la CNTE la cual, como ya dijimos, odia trabajar. La reforma educativa fue sin duda uno de los mayores aciertos de la Administración Peña Nieto, que arrebató del control sindical el reparto de plazas y lo sometió a un sistema meritocrático, recuperó el control de la nómina magisterial, eliminó miles de aviadores e introdujo un nuevo sistema de evaluación de los profes. Todo esto molesta mucho a quienes ven la educación como un negocio y no como un servicio, y a los niños como una clientela que ni vota ni se queja cuando no le cumplen sus derechos garantizados en la Constitución y los tratados internacionales sino, por el contrario, agradecen la inaudita cantidad de vacaciones de la que gozan por la desidia del magisterio.

El problema está en que a AMLO y a la CNTE les tiene sin cuidado la educación y el futuro de los niños, y lo que realmente les interesa es el control de los dineros y por eso están del chongo. Lo que sorprende es la torpeza (su testarudez no sorprende ya) de AMLO y que una vez más sea víctima de sí mismo. Decíamos que nadie, nadie, nadie en México que no sea un agremiado de la CNTE le va a exigir que cumpla su promesa de abrogar la MalLlamada. AMLO hace mal encuerando sus resortes autoritarios con el memorándum y metiéndose en un problema que provocó que hasta Proceso saliera de su letargo complaciente a llamarle poco menos que dictador, cuando pudo haber dicho: “¿No quieren mi reforma? Pues dejamos la de Peña y se chingan”, antes de empezar a abrogar la Constitución por decreto a lo puro loco. Llama la atención que AMLO insista tanto en cumplirle a alguien que no quiere que le cumplan. A menos, claro, que lo que se esté negociando en lo oscurito esté muy oscuro.

El mayor pecado del memorándum de AMLO es, entonces, ser una torpeza y un signo de debilidad política de un Presidente que goza de mayoría parlamentaria, antes que un signo ominoso de lo que vendría si las cosas se le siguen complicando.

Post Views: 196
  • De Juguete Y Circuito Janod SabanaFiguritasDecoraciónTren 4R3AqLj5